skip to Main Content
Un Inicio De Año Escolar Con Sorpresa…

Un inicio de año escolar con sorpresa…

Los alumnos de Primaria han empezado el nuevo año escolar con una sensación muy similar a la de cuando la mañana del 6 de enero comprueban que han pasado los Reyes Magos. A su llegada a la escuela han sido convocados en la sala de actos, dónde han conocido directamente al nuevo titular del colegio, Jordi Casas, del que la mayoría ya había oído a hablar… Él mismo se ha presentado a los alumnos y les ha transmitido la ilusión y las ganas con las que se hace cargo de la escuela, tras el relevo que le ha brindado Isabel.

Una ilusión que ya ha empezado a materializarse y a ver la luz –nunca mejor dicho- cuando, tras unos minutos de suspense, los alumnos han descubierto la sorpresa que Jordi Casas les tenía preparada. Y es que cuando han subido al piso superior del edificio de Primaria han comprobado cómo la pared que separaba sus aulas del pasillo, y por tanto de los ventanales, ha sido substituida por un gran muro cortina, como se conoce técnicamente en arquitectura a las paredes formadas por paneles de vidrio.

Las exclamaciones se han ido sucediendo en las caras de alumnos y profesores a medida que veían sus aulas detrás del cristal. Lo mismo cuando, una vez dentro de la clase, les sorprendía la nueva concepción de su espacio, la sensación de amplitud que habían ganado y la mayor luz natural que entraba desde fuera.

Con esta intención, además de la de poder disfrutar más de las vistas y de dar una imagen aún más actual a la escuela aprovechando todo su potencial, se ha realizado esta primera intervención arquitectónica de la nueva etapa de la escuela, en la que se han colocado paneles de vidrio de seguridad 6+1+6, con una cámara de aislante acústico integrada.

Una novedad que, además, se adecua a la manera de funcionar de muchas escuelas del norte de Europa, fomentando el espacio interaula, el trabajo por proyectos, la transparencia, la colaboración, la integración de espacios, la conexión entre el interior y el exterior de la aula… Además, con este nuevo soporte de cristal ganan una nueva pizarra ya que, como les ha explicado Jordi Casas, se puede escribir y pintar sobre estos vidrios con unos rotuladores especiales… una idea que ha entusiasmado a los alumnos y que ha disparado la creatividad de los profesores al imaginarse las posibilidades comunicativas de este “muro”.

Una vez descubierta la sorpresa, se ha invitado a los alumnos a participar en la renovación de las aulas, ordenando el material, eliminando las cosas que ya no les sirven para dejar espacio a las nuevas que están por llegar y redistribuyendo el mobiliario, por ejemplo buscando una nueva ubicación para las estanterías y los colgadores que antes se apoyaban en la pared reemplazada. Les han ayudado Lluís, Carles y las profesoras, que se han mostrado entusiasmadas con el cambio.

Al final de la jornada, las clases han quedado totalmente condicionadas y en perfecto estado para poder empezar el lunes las clases con la mejor predisposición y comodidad.

Durante la mañana, los alumnos de Primaria han recibido la visita de los compañeros de la ESO, que se han sorprendido al ver el cambio experimentado en sus antiguas aulas convertidas, como han comentado de forma graciosa, en “una especie de pecera”.

Admás, a las 17.00 horas se ha animado a los padres que habían venido a la escuela a buscar a sus hijos a irlos a buscar hasta la clase para ver la novedad de la que, sin duda, hoy les explicarían los alumnos. Emoción, misterio, sorpresa, alegría, felicitaciones, satisfacción, complicidad… todos hemos coincidido hoy en la oportunidad de este cambio realizado durante las vacaciones escolares que, de momento, ya ha generado un primer día escolar del 2016 alegre y especial. Feliz año nuevo!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Back To Top