skip to Main Content
Nuestro Inigualable Pesebre Viviente

Nuestro inigualable Pesebre viviente

Un año más, y ya van 39 ediciones, los alumnos de la ESO han protagonizado el Pesebre viviente que representa las escenas más importante de la Navidad por el jardín de la escuela.

Durante dos semanas habían estado ensayando en clase, con los tutores, los papeles que debían interpretar y para los cuales algunos alumnos se habían presentado como voluntarios, como es el caso de la Virgen María… Los alumnos de ESO1 daban vida a los “Pastorets”; los de ESO2, a las estrellas y profetas; los de ESO3 representaban a las figuras más protagonistas, como San José y la Virgen, los Reyes Magos, Herodes, el ángel Gabriel… y, por último, los de ESO, a los habitantes de Belén.

Por la mañana, los alumnos hicieron un par de ensayos generales ante los compañeros de Primaria, que así se van familiarizando con la representación para cuando les toque protagonizarla a ellos. Y a las 18:30 horas lo hicieron ante sus padres y un grupo de ex alumnos que, como cada año, no quieren perderse este día tan especial para todos los que, de alguna manera u otra, hemos pasado por “El Pino”.

Por cuestiones de espacio y para mantener el factor sorpresa, el aforo está limitado a este público… y los padres de Primaria e Infantil saben que se deben aguardar con emoción hasta que sus hijos cursen la ESO, que será cuando puedan ver la representación en vivo y en directo.

Como viene siendo habitual, para muchos lo más sorprendente son los animales -como el burro, las gallinas, los conejos o la oveja y sus corderitos- que suman realismo a la escena, junto con el atrezo y todo el vestuario que, a excepción de los pastores que vienen disfrazados de casa, pertenece a la escuela y se ha ido renovando a lo largo de los años.

La representación dura 45 minutos y se inicia con los profetas y la anunciación desde la montaña que hay en la parte posterior de la escuela y culmina en la cueva, en el patio de Infantil, con la adoración de pastores y los Reyes Magos al niño Jesús. El Pesebre viviente también incluye villancicos, como “El noi de la mare” y danzas tradicionales como “el ball de bastons”.

En la representación de la tarde, el niño Jesús fue encarnado por Denís, un hermoso bebé de 3 mesos, hijo del profesor de Matemáticas e Informática de ESO, Xavi Jiménez… a quién agradecemos enormemente su emotiva colaboración.

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Back To Top